Domingo Ruiz Aguilera

Mi página web como escritor


Mi Testamento:
             My Testament:

PINTURA:


John Everett Millais 


  "La muerte 

     de Chaterton"





Mi Testamento
-----------------





"Cuando yo no esté"
--------------------



Cuando yo no esté,

espero que nadie 

se acuerde de mí,

por ser aquel escritor 

de novelas, poesías, relatos...

que vendió muchos libros 

o pocos.



Ni que se acuerden de mí

porque escribí tantos libros tan variados.


Tampoco porque hice 

tantos videoclips

llenos de muchos dibujos, 

fotos y música.




Cuando yo no esté,

espero que nadie 

se acuerde de mí,

por ser, a veces, 

una persona malhumorada,

como piensan 

algunos de mi familia,

pues solo busco estar en paz 

la mayor parte del tiempo,

como yo les dejo a ellos,

pues me gusta estar 

en silencio,

pensando en muchas cosas...




Cuando yo no esté,

espero que nadie 

se acuerde de mí,

por ser algo hostil, ajeno,

en las reuniones familiares.

Pues me gusta estar solo.




Cuando yo no esté,

espero que sí 

alguien se acuerde de mí,

de querer ser una persona 

como las de antes,

como cuando la gente 

respetaba a sus abuelos,

a sus tíos, a sus nietos, 

primos, sobrinos...



Pues es este el sentimiento 

que yo siempre

busqué en la vida real,

y trato de poner, 

en su personalidad,

en los personajes 

de muchos de mis libros.




Cuando yo no esté,

espero que 

sí alguien se acuerde de mí,

por tratar, 

tristemente en vano,

de intentar convencer 

a la gente 

que la tecnología, el dinero,

la belleza, las apariencias, 

las risas burlonas...

no sirven de nada, 

si no se tienen 

verdaderos sentimientos.




Cuando yo no esté,

espero que 

sí alguien se acuerde de mí,

por ser aquella persona 

que prefería ver, 

antes que la televisión, 

internet...

simplemente los amaneceres,

los atardeceres, 

que el mundo nos ofrece 

día a día.




De ser aquel 

que supo ver la naturaleza

como algo más importante 

en su vida,

pues no hay nada 

como ver los primeros

rayos de sol 

vistos desde una montaña,

ni como poder sentir el viento,

el cual siempre 

me recordó a Escocia,

mi tierra prometida.




O sentir el frío 

de las gotas de lluvia,

recordándome siempre 

a mi personaje favorito,

María Wilson,

que le gustaba tanto, 

siendo su día, 

nuestros días,

favoritos.




O sentir el frío 

como algo que nos transporta 

al pasado, 

de cuando no había estufas,

ni aire acondicionado...





Cuando yo no esté,

espero que 

sí alguien se acuerde de mí,

por ser aquella persona 

cuya principal pasión

era simplemente 

hacer curiosas excursiones 

por el campo,

como si 

de un explorador fuese,

metiéndose entre la maleza 

de los bosques,

de los campos... 

siempre buscando

algunas pequeñas 

ruinas olvidadas

por todo el mundo,

pues son como 

"cáspulas del tiempo"

esperando ser descubiertas 

y valoradas,

e investigar sus reales 

historias...





Cuando yo no esté,

espero que 

sí alguien se acuerde de mí,

por ser aquella persona 

que buscó por siempre,

durante toda su vida,

el amor verdadero, 

de parte de alguna mujer 

que nunca apareció,

sino solamente 

algunas similares.



Una mujer que 

no tenía por que ser 

físicamente atractiva,

como, por desgracia, 

siempre buscamos 

equivocadamente,

sino bella por dentro, 

que supiese valorar 

románticamente

la vida, 

como yo traté de hacerlo 

siempre.





Cuando yo no esté,

espero que 

sí alguien se acuerde de mí,

por ser aquella persona,

aquel escritor,

que trató de llevarse bien 

con todo el mundo,

que perdoné siempre a todos, 

a todos,

a pesar de hacerme 

muchísimo daño,

pues, por desgracia,

siempre me acuerdo

de todo 

y no consigo olvidar,

ya que en esta vida 

hay mucha gente que falta 

muy fácilmente al respeto

y luego nunca se arrepienten,

o si lo hacen, 

nunca saben decir "perdón",

aunque yo ya les perdoné 

estando en vida.





Cuando yo no esté,

espero que 

sí alguien se acuerde de mí,

por ser aquella persona 

que prefería

recordar lo bueno 

de todo el mundo,

de todas las personas, 

incluyendo las que 

me hicieron mucho daño.




Pues siempre soy 

y seré 

aquel que recordó

el pasado, 

con gran nostalgia.




Cuando yo no esté,

espero que 

sí alguien se acuerde de mí,

por ser aquella persona 

que quiso muchísimo

a su familia y familiares, 

incluyendo 

a los que ya no están,

incluyendo 

a los que nunca conocí,

como mi abuelo paterno

Alfonso,

o mi bisabuela materna 

Carmen,

a quién siempre 

llamábamos todos

"abuelita Carmen",

o a su marido, 

el cual se llamaba Domingo,

como yo,

siendo él un pintor de tumbas, 

el cual murió siendo muy joven.




O mis tíos Miguel, 

Rafa, Pedro ... 


Y tías Carmina, Loli , 


Y amigos...




E incluso gente 

que admiro 

y admiraré siempre,

como Inma D.S., 

que murió con sólo 

30 años de edad...

por la cual daría mi vida 

por ella,

si tal milagro 

fuese posible, 

para que ella pudiese 

seguir haciendo sus películas,

dirigir cortometrajes 

y todos sus proyectos que

dejó a medias tras su muerte.






Cuando yo no esté,

espero que 

sí alguien se acuerde de mí,

por ser aquella persona, 

aquel escritor,

que trató de inmortalizar 

a todos sus seres 

más queridos 

como personajes de su novela 

más importante,

"La promesa" 

y su continuación "

El bosque profundo",

en las cuales ellos 

están y estarán por siempre...






Cuando yo no esté,

espero que 

sí alguien se acuerde de mí,

por ser aquella persona, 

aquel escritor,

que en la vida real 

trató de ser feliz

junto a la mujer 

de su sueños 

que nunca apareció,

con la que quiso 

formar una familia,

tener un humilde hogar,

tener varios hijos...

viviendo en Escocia.





Cuando yo no esté,

espero que 

sí alguien se acuerde de mí,

por ser aquella persona, 

que escondió "

cápsulas del tiempo"

en algunas partes del mundo,

para que dentro 

de unos siglos después,

quizás,

haya alguien 

que comprenda lo que quise

ser en esta vida 

y nunca me dejaron ser,

ni la sociedad, 

ni la tecnología...





Cuando yo no esté,

espero que 

sí alguien se acuerde de mí,

para que no me entierren,

o si lo hacen, 

para estar en una fosa común,

junto a personas desconocidas 

que allá suelen enterrar,

como vagabundos 

y demás desconocidos,

pues yo siempre fui 

un gran desconocido,

a pesar de que todos 

creen conocerme,

a pesar de tener 

nombre y apellidos

y vivir en una casa 

que nunca jamás tendré...





Cuando yo no esté,

espero que 

sí alguien se acuerde de mí,

para que cumpla 

mi único deseo,

que es ser incinerado,

y de repartir mis cenizas 

por muchos lugares,

como un poco de ellas 

en las tumbas de todos 

mis abuelos,

de mi querida abuelita 

Carmen especialmente,

así volveré a estar 

junto a ella, 

como antes de 1.979, 

cuando ella se fue 

teniendo yo 4 años de edad, 

pero que todavía 

la recuerdo muy bien.





Que alguien recuerde 

que otras partes 

de mis cenizas

estén depositadas 

en la Cruz Montigalá, 

justo en la parte

sudoriental de la montaña, 

cerca de las nuevas casas,

pues allá 

mi personaje, 

Domi, en mi novela 

"La promesa"

encontró a 

María Wilson 

por primera vez,

entre flores de cardos, 

símbolos de Escocia.




Que alguien recuerde 

que otras partes 

de mis cenizas

en algunos lugares 

muy concretos 

de Aberdeen, 

Glasgow,

Stirling y 

Edimburgo (Escocia)

así como sobre 

la montaña de 

Arthur Seat,

donde siempre 

sopla el viento...





Que alguien recuerde 

que otras partes 

de mis cenizas

sobre las ruinas de 

Ca l´Alemany, 

las de Cal Coix Busquets,

de la glorieta secreta 

que aparece en la portada 

principal de

"La promesa",

y algunas montañas 

de Badalona,

pues, al igual que en los 

anteriores lugares,

es allá donde deseo que 

mi espíritu vague.





Mientras tanto, 

hasta el día de mi muerte,

que no sé 

cuando será...




Seguiré intentando, 

buscar en vano,

a la mujer de mis sueños, 

alguna María Wilson 

o similar,

en las miradas 

de algunas mujeres.





Seguiré viviendo 

una vida triste... 

pero feliz a mi manera,

refugiándome en mis libros,

en un romanticismo infinito

que me hace viajar 

en el tiempo 

a otras épocas,

y vivir las vidas 

de todos mis personajes,

como la mía propia.





Cuando yo no esté,

espero que nadie 

se acuerde de mí,

para no hacer llorar 

a ninguna persona,

pues no quiero 

poner triste a nadie.

Pues en esta vida 

hice todo lo que debí 

quise hacer:

que es vivir 

con pura pasión, 

romanticismo, 

aunque nadie 

me comprenda.





Pues ser uno mismo 


es lo que importa.






© Domingo 


   Ruiz Aguilera.



(9 junio 2.018)















My Testament
----------------




"When 
I will not be here”
-------------------



When I will not be here,

I hope nobody 

will remember me, 

for being that writer 

of novels, poems, stories… 

who sold lots of books, 

or not much.



Nor that they will remember me
for writing so many different books.


Neither because I made 

lots of video clips

full of a large number of drawings, 
photos and music. 




When I will not be here,

I hope nobody 

will remember me, 

for being, sometimes, 

a bad-temperate person, 

as some of my relatives 

think.

I just look forward being in peace 
most of the time,

as I have been doing to them, 
since I like being 

in silence, 

thinking about so different things…



When I will not be here, 

I hope nobody 

will remember me, 

for being somehow unfriendly, unaffiliated, 
in all the family reunions.

As, I like the solitude. 




When I will not be here,

I hope someone will 

remember me,

for wanting to be a person as 

in the past. 

like when people 

respected their grandparents,

their uncles and aunts, their grandchildren, 
cousins, nephews and nieces... 



This is the feeling 

that I always 

look for in the real life, 

and I’m trying to put, 

in his personality,

in the most of the characters 

of many of my books.
 



When I will not be here,

I hope 

someone will remember me, 

for trying, 

sadly in vain,

to convince people

of the unnecessary help

that technology, money, 

beauty, appearance, 

sardonic laughs, … 

give if there 

isn’t 

any true feelings. 




When I will not be here,

I hope 

someone will remember me, 

for being that persona 

who preferred to see 

the sunrises 

or twilights 

that the world offers us, 

day by day;

before television 

or internet.




For being that one who 

knew how to see the nature

as the most important thing 

of his life,

since there is nothing

 like seeing the first

sunbeams 

from the top of a mountain,

nor like being able to feel the wind,
which always 

remembered me Scotland,

my promised land.




Or feeling the cold 

of the rain drops,

this always remembered 

my favourite character,

María Wilson, 

who liked so much those 

to be her favourite day
 
our favourite 

days.




Or feeling the cold 

as something that brings us

to the past, 

when there aren’t any heater 

nor air conditioner….





When I will not be here,

I hope 

someone will remember me, 

for being that person 

whose first passion 

was, simply, 

do to curious hikes 

though the field, 

as if 

he was an explorer,

going into the brushwood 

of the forest,

the fields… 

always looking for

some small 

forgotten ruins

around all over the world,

those are like 

“time capsules”,

waiting for being discovered 

and appreciated,

showing their real 

stories...





When I will not be here,

I hope 

someone will remember me, 

for being that person 

who look for, always, 

during all his life,

the sincere love,

of part from a woman 

that never appeared,

just only 

some similars.



A woman who 

had not to be 

physically attractive,

like, unfortunately, 

we always looking 

for wrongly,

but yes beautiful inside, 

that know how to appreciate 

romantically,

the life,

as I always tried to do

always. 





When I will not be here,

I hope 

someone will remember me, 

for being that person, 

that writer, 

that made an effort to getting on well 
with everybody, 

I always forgiven all the people, 
every person,

despite of all the pain 

they made me,

because, unfortunately 

I always remember,

everything, 

and I’m not able to forget;

so, in this life, 

there are a lot of people that 

are easily disrespected

and after they aren’t never regret,
or, if they do, 

they are never able to say “sorry”,
even so I forgave them

 in live. 





When I will not be here,

I hope 

someone will remember me, 

for being that person 

who preferred 

remembering all the good 

thing of everybody,

of all the people,

including that ones 

that made me so hurt.




ThenI have been, always, 

and I will be,

that person who remembered 

the past, 

with so homesickness.




When I will not be here,

I hope 

someone will remember me, 

for being that person

who loved so much

his family and relatives,

including 

those ones that aren’t alive,

including 

those who I had never met. 

like my paternal grandfather 

Alfonso,

or my great-grandmother 

Carmen,

who was always 

called as 

“grandma Carmen”

or her husband, 

whose name was Domingo,

as me,

who was a grave painter 


who died so young. 





Or my uncles Miguel, 

Rafa, Pedro, …


And my aunt Carmina,Loli,


And friends… 




Even people 

I admire 

and will appreciated forever,

like Imma D.S. ,

who died only at the age 

of 30-year-old…

for who 

I will give my own life,

if this miracle 

could be possible, 

in order to give her the chance 
to continue making her films,

directing short films 

and all her projects,

which she left have done after her death.





When I will not be here,

I hope 

someone will remember me, 

for being that person, 

that writer,

who tried to immortalise 

all his loved 

people, 

as characters of his most 

important novel,

“The promise” 

and its continuation 

“The deep forest”, 

in which their loved people 

stay and will stay forever…






When I will not be here,

I hope

 someone will remember me, 

for being that person, 

that writer,

that tried to be happy 

in the real life,

with the woman 

of his dreams 

who never appeared.,

with who he wanted 

to raise a family,

have a modest home

and have several children…

living in Scotland.





When I will not be here,

I hope 

someone will remember me, 

for being that person,

who hid 

“time capsules”

around some parts of the world,
in order to, some 

centuries after, 

perhaps

somebody 

understand whoI wanted

 to be in this life 

and never be able to be,

because of the society 

or the technology... 





When I will not be here,

I hope 

someone will remember me, 

to prevent the burial,

or, if they do it, 

to stay in a common grave,

together to unknowing persons 
where ussually bury,

like homeless 

and others unknowns.

becauseI have always been 

a great unknown,

despite everybody 

believe that knows me.

In spite of having 

a name or surname,

or live in a house 

that I will never have…





When I will not be here,

I hope 

someone will remember me, 

to fulfil 

my only desire

which is being incinerate

and spread the ashes 

in many places,

some of the ashes 

in the graves of all 

my grandparents,

specially in the one of my 

loved grandma Carmen,

in order to stay 

with her again,

like before 1979, 

when she left 

when I was 4-years-old,

 but today I still 

remember her perfectly. 





Somebody, remember 

some parts

of my ashes

are deposited 

in the “Cruz Montigalá”,
 
in the south-east part 

of the mountain, 

near the new houses,

because this is the place where 

my character, 

Domi, of my novel 

“The promise”

met 

Maria Wilson 

for the fist time, 

between thistle flowers, 

symbols of Scotland.




Somebody, remember 

some parts 

of my ashes

can be found 

in some specific places

of Aberdeen, 

Glasgow, 

Stirling and 

Edinburgh (Scotland)

just as in the top of 

Arthur Seat 

mountain,

where the wind 

always blows…





Somebody, remember 

some parts 

of my ashes

can be found on the 

Ca l’Alemany 

or Cal Coix Busquets ruins, 
the secret space 

which is shown in the cover 

of my principal book 

“ The promise”,

and several mountains 

of Badalona,

because, as well as in the 

other places, 

is there where I wish 

my spirit will roam.





Meanwhile,

until the day of my death,

I do not know 

when it will be...




I will continue trying,

to search in vain, 

the woman of my dream,

someone as similar as 

Maria Wilson,

in the glance 

of few women. 





I will continue living 

a sad life…

but happy somehow,

I will shelter in my books,

in an infinity romanticism,

that makes me travel 

trough the time 

to other ages,

and live the life 

of all my characters,

as well as my own ones. 





When I will not be here,

I hope nobody 

will remember me, 

in order to avoid making 

someone cry,

as I don’t want 

someone sad. 

Then in this life 

I did all the things 

I should and wanted to do:

what is to live 

with pure passion, 

romanticism,

although nobody 

understands me. 





Because the important is 

being oneself.





© Domingo 

Ruiz Aguilera

   
(june 9th 2018)





(translation to English:

  Marta L.).


"Cuando yo no esté" (Mi Testamento) - © Domingo Ruiz Aguilera ---------------------------------------------------------------------

"Cuando yo no esté" 
-----------(Mi Testamento) 

 "Tan I´m nae there" 
------------- (Ma Testament)

 (Traducción al Scots, un idioma escocés)

 © Domingo Ruiz Aguilera 


 Mi largo poema sobre mi Testamento, que escribí el 9 de junio de 2.018 

el cual espero que alguien lo vuelva a leer, cuando llegue mi momento, quizás dentro de 10 o 20 años, o quizás algo más... para que recuerde mi único deseo que ojalá lo cumpla por mí. 

 Este vídeo hace mucho que lo tenía hecho, e iba a publicarlo el 26 de noviembre del 2.019, pero he preferido esperarme hasta hoy 11 de enero de. 2.020. 

Pero no os preocupéis, pues estoy bien. Simplemente he querido publicarlo públicamente, y no únicamente en mi web de escritor. 

 En el vídeo se ven también algunas portadas de diferentes partes de mi larga novela "La promesa",

 ya que es la más importante de mi vida, de entre todos mis libros. 

 Domingo Ruiz Aguilera

          VIDEO
"Cuando yo no esté" (Mi Testamento) 
© Domingo Ruiz Aguilera

-